putito nunca nadie amo tanto

Juancho: no es eso Juancho.
En la paja, hecho un ovillo lloraba Ricardo con la dignidad muerta y con el culo adolorido y sangrante.
Bruno: me aprietas bien chingón, que placer me das en la verga, eres una puta profesional.
Por favor, no más.En su desesperación, Ricardo comenzó a grita por auxilio, pero sus gritos fueron callados por la enorme mano de Bruno que le dijo: silencio putito, no querrás despertar a todos.Ricardo cenó con su madre que no mejoraba de salud pero se sentía feliz ante la decisión de su hijo de quedarse en el lugar.Cómo puedes ofenderme así.Ricardo entró y gritó: qué pasa aquí?En el 2012 ya con 35 años manejaba muy bien todo mi trabajo y cada 15 días iba al pueblo y pasaba la noche con una de las muchachas del bar, debo aclarar que siempre me considere heterosexual.Sabes que no he podido ir a la ciudad por mis problemas de salud, por eso te pedí que vinieras.Era como si Bruno se hubiera camuflajeado con los equinos al convivir tanto con ellos, tenía el órgano sexual semejante a un semental.
Después saque mi verga del ano del muchacho y lo cambie de posición poniéndolo boca arriba sobre el bloque de paja, yo me posicione en medio de sus piernas las abrí, las coloque sobre mis hombros y volví a meter mi verga en ese ano.
Si usté supiera a cuántas viejas me he chingado aquí, nada como para bajarse la calentura que con una buena follada.
La putas 600 abrió y la leyó: "gracias por lo de anoche, ven a las caballerizas, te mostraré algo.
Juancho: uy señorito usté no conoce a Bruno.
Ricardo reaccionó y se fue corriendo.
Fantasea enfiestarse con Las Leonas.
El capataz abrió con fuerza las piernas del muchacho y se puso en medio de ellas, dirigió su espada de carne hacia la entrada del chico y dijo: tienes un culo de campeonato, tus nalgas están ríquisimas.Porque estaba golpeando al indio de Juancho.Al terminar de bañarse tomó una toalla y se la ató a la cintura y salió del baño descalzo y chorreando agua.Bruno tomó el cuerpo del joven y le dio la vuelta para ponerlo en posición de perrito.Bruno sonrío cínicamente y obedeció la orden de regresar.



Con seguridad, Ricardo montó el caballo y empezó a cabalgar.
Bruno: en el campo se le llama "preña" cuando el semental fertiliza a su yegua, yo no puedo fertilizarte, pero voy a correrme dentro de ti, para que cuando pienses que dejé mi leche dentro de ti sabrás que me perteneces y tienes que hacer.
Ahora era un hombre muy bien parecido.


[L_RANDNUM-10-999]