pinche puta tu madre

La mía se veía mejor, además solamente tenían un hijo, yo, mientras la mayoría de las mamás del pueblo tenían normalmente más críos, repito, yo tenía solo 10 años, me gustaban las niñas, no las señoras y putas en salta veía a mi madre con ojos de hijo.
Así que tu marido es putita también!
Esta idea del gobierno federal que aunque de fondo es bien intencionada no se puede llevar a la práctica en un país como México.De repente el tío mete las manos por el resorte del fondo y mujer de 40 busca pareja lo baja lentamente, aparecen los calzones de mi madre, se veía bonito, no era una pantaleta chiquita, y mucho menos una tanga, era como se usaban hace más de 30 años, color.Me dijo Alfredo burlándose de nuevo -Ven puta, encuérate y chúpame la verga para que aprenda tu puto marido!Hace algunos días a su servidor le empieza a dar una molestia en la garganta, para esto a mí en cuanto me empieza a molestar me empastillo, no me gusta enfermarme, pero resulta que no tengo ampicilina en la casa y pues voy.Yo ya estoy pensando en vender recetas afuera de las farmacias, creo que será más productivo.Ella comenzó a acariciar la bragueta del pantalón del odiado tío, se desabrocho el cinturón y aflojó el pantalón, debajo traía calzón de "manga larga" mi madre le sobaba el pito por encima del calzón, metió su mano y liberó un animalote como.Mira puto, esto si es verga y me la mete hasta por el culo como tú ya lo sabes!Me puso junto a su macho y me dio la verga en la boca, se la chupé con gusto, me fascinó su dureza recobrada, me asombré al mamarle la verga con gran gusto, y los escuché burlarse de mí, pero no me importó, yo estaba.
Entonces Alfredo se me aproximó, me tomó de la cintura y me volteó, alzándome el vestido me miró las nalgas -Tiene buen culo esta puta, y me lo voy a coger!
Salí de mi casa y abordando un taxi me fui a parar a un hotel barato, como iba con mi equipaje y en el mis vestidos de mujer, inmediatamente me vestí así y me masturbé imaginando que era yo la esposa a la que ese.
Dos meses más pasaron, y de seguro ella le seguía dando las nalgas, algunas veces llegaba más cansada de la cuenta, señal inequívoca de sus puterías, yo ya no la cogía a propósito, para que anduviera caliente y cogiera con su amante, me fascinaba imaginarla.
Mira como se hace pendeja!
Nada que se la saques, métela toda de golpe como me culeas a mi!
Te necesito méteme toda la verga!Cógeme ya mi vida para que aprenda este cornudo lo que es coger!De México me compré una peluca que asemejaba el cabello lindo de mi mujer, el color e incluso los rizos ligeros que se le forman, así estando en la intimidad de los hoteles a los que llegaba me vestía y me imaginaba ser ella, actuaba.Mi esposa complaciente se desnudó dejando ver lo maravilloso de su cuerpo, bajándole el pantalón a su amante se hincó y allí mismo le empezó a dar las mamadas más ricas que yo hubiera visto, parecía disfrutar de mostrarme la tremenda verga de su amante.Ahhhhh, y el cabrón gruñía como toro y follaba una y otra y otra vez al mismo tiempo le levantaba las tetas con una mano mientras con la otra se enredaba el pelo entre los dedos y la jalaba como si la estuviera cabalgando, además.Lo encontré sin dificultad y estuve jugando con él un rato ahí mismo en la recamara escort colombiana buenos aires de mi madre, no me atreví a llevármelo de ahí, en eso escuche abrir la puerta y la voz de mi madre, por lo que apresuradamente lo devolví.Me acerque nuevamente a la rendija y lo que vi me dejo hecho un pendejo: El pinche Tío le estaba comiendo la boca a mi mamá, y ella le correspondía con todo estaban de pie a no más de 2 metros de dónde yo estaba.Empinada como estaba me estaba comiéndole la verga a su primo me estaba apuntando directamente a mi con la cola, y podía apreciar muy bien piernas, nalgas y culo, se movía rítmicamente y le practicaba un mete saca de campeonato.Me hizo agachar y pasó su verga entre mis nalgas, sin querer temblé y mi culo se contrajo, él me metió un dedo a la fuerza y me lastimó haciéndome quejar, ya no pude más, me derrumbé de bruces, pero él me tenía tomado del.A esa edad mis conocimientos de sexo se resumían a las pláticas con los amigos, a algunas revistas que alguno de ellos llego a llevar a la escuela y en dónde se veían algunos desnudos, etc.Habían estado cogiendo alrededor de hora y media en mi casa, en la cama de mi padre.Hazme EL chingado favor, no, le dije, siempre he comprado sin receta, y pues que se suelta diciendo que ya se necesita receta, que desde tal fecha es un requisito del gobierno.Le bajo los calzones que cayeron lentamente por las piernas de mi madre hasta llegar al suelo y yo al cielo, me sentía realmente empalmado LE estaba viendo LA coli madre que ricas nalgas, ese momento fue determinante en mi vida, jamás pude apartar.Ahora verás como se coge a una puta pendejo maricon!




[L_RANDNUM-10-999]