pato patito vendio su galera

Acababamos de venir de La Roque-Gageac donde nos habíamos encontrado un pueblo encajonado entre el río y el acantilado y Beynac-et-Cazenac es muy similar solo que en este caso hay que añadir el Castillo presidiendo todo desde lo más alto.
El recorrido es impresionante y en todos los sentidos, porque la carretera tiene por un lado el río y por el otro una pared rocosa tan hermosa como amedrentadora, el espacio para que puedan discurrir los vehículos se ha hecho a base de horadar.No nos atrevimos, porque el puente parecía estrecho y la cuidad imaginábamos que sería del estilo de todo lo que veníamos viendo, justo delante había una zona de tierra al borde del río donde estaban aparcadas varias autocaravanas (44.440024,.439223 el lugar era un poco.Volvimos hacia atrás por donde habíamos venido, poco después ya estábamos en Limeuil el pueblo del que habíamos salido Y seguimos así un buen rato, vuelta para allá otra vez y vuelta para acá, de Tremolat a Limeuil y al revés.Salimos del Mercado y paseábamos sin saberlo por el borde de la cuidad medieval, cuando nos paró una mujer, francesa lógicamente, por alguna extraña razón nos vio cara de forasteros (no creo que fuese porque llevábamos zapatillas, mochila y una cámara en la mano.Beynac también está catalogado entre los Pueblos Más Bonitos de Francia.Mientras el me hablaba, casi a gritos, intenté fijarme si había aparcado delante de zona reservada o si tapaba algo, no era así, ni siquiera estaba delante de la puerta principal.Por un lado la ciudad moderna, que se presenta con mucha vida y mucho comercio, donde las especialidades gastronómicas son la joya de la corona y de forma muy especial el famoso vino de Bergerac.
Las encontramos a ambos lados del río Dordoña y desempeñaron un importante papel durante la Guerra de los Cien Años.
Se trataba de una localidad plana y eso en principio es muy agradable, pero controlas menos la situación, los pueblos medievales que están en la montaña son mas evidentes, se trata de subir y subir, pero llegas a uno pueblo plano como Saint Ceré.
Estábamos intranquilos porque el día anterior no lo vimos claro.
Mitad putas ciutadella río y mitad estanque te proporciona un momento de paz y belleza contemplando los patos.
Y saltan a dúo Victorio y Lucchino: - 'Eso, eso.El sol brillaba y la zona donde estábamos era muy agradable, una zona de aparcamientos amplia con casas unifamiliares alrededor y un bonito parque, solo éramos tres o cuatro autocaravanas todas francesas menos nosotros.Desde allí volvimos a emprender el camino en dirección a Saint Leon-sur-Vezere, atravesando otra vez unos bonitos bosques.Llegamos a la Gaviota y pusimos rumbo a los Cingles, al Cingle de Limeuil y al Cingle de Tremolat.El Mercado Cubierto (con sus espectaculares puertas de hierro) Ya es fatalidad, pero es que además la ciudad dispone también de un mercado cubierto instalado en una antigua iglesia del centro histórico.Pero en Saint-Cirq-Lapopie no tienes esa sensación, viven en el pueblo 207 habitantes y obtienen sus ingresos del sector turístico, pero pasan sus días y hacen vida en las casas que vemos todos, cultivan sus pequeños huertos y trabajan la artesanía, así que turístico.Cadouin es una localidad muy pequeña de solo 317 habitantes pero a diferencia de la anterior que tenía mas o menos el mismos tamaño, en esta se percibía mucha mas vida, sin duda debido a que en esta está la abadía.Presenta un aspecto medieval con sinuosas calles y plazas que han sabido soportar el asedio de diferentes conflictos bélicos en otras épocas, es decir sobre todo la guerra de los cien años y está todo con un estado de conservación magnífico.


[L_RANDNUM-10-999]