A ambos lados del camino se levanta una muralla de palmeras de aceite, entre la que se divisa a trabajadores que con largas pértigas cortan las grandes piñas de frutos rojos que crecen en sus copas.
La degradación y desaparición de los bosques tropicales por la comercialización o su conversión en parques naturales son las responsables de este cambio.
Al final del pueblo, en un lugar de reunión rodeado de troncos que hacen las veces de bancos, el put away synonym jefe explica que es el lugar donde reciben a los turistas y bailan para ellos."Estamos haciendo un gran esfuerzo para que todos los niños estén escolarizados".Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (unesco) como una iniciativa para el mantenimiento de la diversidad cultural.Finalmente se llega al pequeño pueblo bantú (las etnias que no son pigmeas) que queda frente a la aldea bagyeli de Namikumbi, al otro lado del río.Les llevamos arroz o algo de comida.A los bagyelis no se les paga por atender a los turistas porque no saben qué hacer con el dinero.Y nunca teníamos problemas.Quizás los ancianos no conocen otra salida, pero estos jóvenes entran en el juego del turismo, de pretender que no hablan francés o de tener que ir medio desnudos, porque en el fondo consiguen dinero fácil con el que beber sin tener que trabajar.
Una vez más parece decir lo que a los turistas les gusta oír.
Las playas, la desembocadura del río Lobé que cae en cascada directamente sobre el mar su pescado y mariscos la hacen un lugar muy apetecible.
Mathieu Mvoue Mgouala es hijo de Germaine y lleva un año trabajando para Socapalm.
Cuando se le dice que en la zona no queda nada de selva, solo el inmenso palmeral, intenta salir del paso.En el pueblo de Namikumbi, que ha quedado reducido a una atracción turística, la situación no es muy distinta.Todo era selva y solo vivíamos nosotros, los pigmeos.Echo pesticidas para matar las hierbas, explica.David Ludovic Nzie, uno de ellos, se presenta como guía turístico.El discurso de Ngongo parece aprendido y ensayado.Ver fotogalería, jacques Ngongo, jefe del pueblo de Namikumbi.También nos prohiben llevar chanclas.También intercambian algunas de esas cosas con los bantúes por productos como arroz, ropa o aceite.


[L_RANDNUM-10-999]