Además, mi posición me permitió tener una visual perfecta de la cuca de Sandra y ver como Germán jugaba con ella colocando la cabezota de la verga en su clítoris paradito y la movía circularmente.
Aquellas no eran las manos grandes, fuertes y ásperas de su hombre.
Mi prima que estaba en cuatro, como pudo llevó su mano derecha a su sexo.
Yo estaba loca por besarla, por chuparla.Sintió el cuerpo de su hombre desnudo.Su sexo era una fuente de calor y su humedad inundó mi mano al momento.Y el toque final lo daba el contraste de color de los pantys.Si mi hijo supiera lo que ha hecho pensaba.La primera noche en la que se quedo en mi casa, cogimos como locos, le chupe la pija aproximadamente por 20 minutos, nada nos apuraba y queriamos disfrutar al maximo.Para llevar ocho años sin practicar lo mama como ninguna.Notó los labios del mozo ascender por su cuerpo y llegar hasta su cuello que besó, y succionó con fruición.
En varias oportunidades el me cogia la cola despues de varias semanas sin sexo, asi que podran imaginarse la descarga de semen que dejaba en el interior de mi culo Era similar a un pegamento denso, blanco y viscoso, uff era tan rico.
El zagal no dejaba de amasar sus tetas y de restregar continuamente la polla contra su cadera.
Despues de prepararme, comenzo a resfregar su pija erecta en la entrada de mi cola, metiendo la cabeza primero para luego meterla por sentia en el cielo, la sensacion de ser llenada por el culo era exqusita.
Bonitas fotos y bonito coño el de las fotos que veremos a continuación, que tan amablemente nos han cedido esta pareja argentina.
No dejes de chupar -me ordenó Germán.
Despues nos hechamos un polvo larguisimo, que me dejo rota.
Germán estas hembras son fuera de serie, son unas verdaderas -dijo Juan muy excitado.Enseguida separó las piernas para facilitar mi labor en su chocho; sin dejar de moverse, movió su cabeza hacia atrás apoyándola en mi hombro, mirándome con ese brillo especial que indica excitación y deseo.Ciertas amistades en los puestos de dirección del colegio harían posible su ingreso de inmediato.Mi lengua empezó a reconocer toda el área, subiendo y bajando despacito por ese hermoso tapizado de vellos negros, se detuvo en sus hinchados labios íntimos que se abrieron esplendorosos con la caricia y recogió en su recorrido cada gota que brotaba de esta deliciosa.Y al rato de salir Mauro llegó Carlos mi novio en ese momento, que apenas entró al apartamento me clavó en la mesa del comedor.El ayudante de las cocheras era rechoncho y blandito, descartado.El amaba lamerme esa parte tan intiman.Con desenfreno total, se la lamí y se la chupé hasta que él me agarró la cabeza y la inmovilizó para empezar un bombeo la cita a ciegas en ingles de verga en mi boca, que por su fuerza parecía que me iba a desencajar las mandíbulas.Me estremecí de gusto.


[L_RANDNUM-10-999]