Chemo 4: (Impaciente.) Pero está muerto.
LA short put weight SEÑO: No como mi viejo.
Putita 2: Le hubieras dado un sofocón, manita.O no más las ganas.Rufino: Dónde lo busco, Globero.Chemo 4: Ni se mueve.De pronto,frente a ellos aparece una figura con una enorme cabellera rizada y aspecto siniestro.Putita 2: Me lo imagino.
Cero: En qué has andado?
Prima: Y le diste las gracias también por eso?
Trueno: Tú no mames, o también te pongo parejo.
(Le dobla el brazo.) cero: CuáJ?
Trueno: A ver, a ver, Rufino, deja ver esa mano sudada Y medio mugrosa; enséñame la palma de tu mano qu voy a decirte lo que te conviene a ti, que no halla que hacer, que vagas por el vecindario que habitas el edificio,.
Cero: Con tanto madrazo, qué querías?Otros improvisan danzas extrañas.Menos klínex, como si vender eso fuera ya lo peor; ni pañales desechables, dice.Cinco pares de brazos y piernas que saltan con agilidad hasta el terreno baldío.Las tres se precipitan a la cantina, donde preparan un brebaje.Trueno: Qué me andas gritando tú?Pasa una mujer con pañoleta después de com prar la leche.Rufino pasa junto a la cantina, donde las otras lo detienen.Sí, vendrá diario para saber cómo vas.Cero: Tenernos que desaparecemos, hijo.Al señor Azcárraga le juré por mis hijas que nunca más iba a decir una palabra así (grosería).LA SEÑO: Y el recado?


[L_RANDNUM-10-999]